martes, 12 de noviembre de 2013

ALBONDIGAS "MARISOL"

Hoy tenemos una receta muy especial que quiero compartir con todos vosotros...las albóndigas al estilo de Marisol!
Por fin conseguí la receta después de tanto tiempo (y un buen rato al teléfono) y las voy a hacer.
No pretendo que me salgan igual de bien que a ella desde el principio, así que ya iré afinando.
Por supuesto que he introducido algunas modificaciones sutiles, como el Bovril o el pan de varios días rallado. Pero hay que luchar con las armas que tenemos, ¿no?...jejeje!
Ademas, he adaptado un poco la receta al thermomix, así es mas fácil, aunque el ultimo tramo, la cocción, creo que es mejor hacerlo en una olla a fuego medio...como se ha hecho "toda la vida".
En fin, que muchísimas gracias a Marisol por la receta y que...me tiene que dar mas!...para poder compartir con todos vosotros estos platos tan exquisitos.


Vamos a necesitar:

- 200 gr de cebolla en cuartos.
- 10 gr de aceite de oliva.
- 500 gr de carne picada de vacuno (podéis usar también vacuno-cerdo).
- Un diente de ajo.
- 130 gr de pan de varios días, no duro.
- Una cucharadita de perejil, mejor si es fresco.
- 2 huevos.
- Sal y pimienta.
- Harina, para rebozar.
- Aceite, para freír.
- Unos 100 gr de aceite de oliva.
- 2 dientes de ajo.
- 800 gr de agua.
- Una pastilla de doble caldo de carne o una cucharada de concentrado Bovril.

Preparación:

Ponemos la cebolla en el vaso y picamos 5 sg a velocidad 6.



Añadimos 10 gr de aceite de oliva y pochamos 6 min, temperatura varoma y velocidad 1. Sacamos y reservamos.



Sin limpiar el vaso, ponemos el pan a trozos, el diente de ajo y el perejil.



Picamos 10 sg a velocidad 5-10.


Añadimos los huevos, la carne picada, la cebolla reservada y salpimentamos al gusto.



Mezclamos 10 sg, velocidad 2 y giro a la izquierda (así evitamos el puré de carne). Terminamos de mezclar con la espátula. Retiramos a un bol y dejamos reposar unas horas en la nevera.


Formamos las albóndigas (mas fácil con las manos humedecidas) y las pasamos por harina.





Freímos en abundante aceite bien caliente. Este es uno de los secretos, la albóndiga se dora por fuera, pero sigue cruda por dentro. En el momento q se doren, las retiramos a un papel absorbente para que suelten el exceso de aceite.





En la olla que vamos a usar para la cocción, ponemos los 100 gr de aceite de oliva y un par de dientes de ajo. Ponemos a fuego fuerte hasta que se empiecen a dorar los ajos.



Añadimos 2 cucharadas de Roux (receta publicada en este blog) o de harina y rehogamos bien.



Agregamos el Bovril o la pastilla de caldo de carne y el agua.



Removemos bien y esperamos que hierva.


Añadimos las albóndigas y esperamos que rompa a hervir de nuevo.





Bajamos el fuego a la mitad y dejamos cocer entre 30 y 45 minutos. El caldo espesará y las albóndigas crecerán.



Dejamos reposar unos minutos antes de servirlas.


Aunque, otro de los trucos de Marisol, es dejarlas reposar hasta el día siguiente para que las albóndigas cojan bien el sabor de la salsa.
¿El acompañamiento?..el que mas os apetezca. Yo opte por unas patatas fritas en dados y...pan!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada