martes, 21 de enero de 2014

RELLENO CON TOMATE

Tenemos en nuestra cocina un producto que no conocía hasta ahora.
Se trata del "relleno", una especie de morcilla que es típica de Navarra.
De color amarillento, se diferencia de la morcilla de arroz en que, en lugar de sangre, lleva huevo y azafrán, de ahí su color.
Por lo demás, también lleva arroz y se fríe de manera similar a la morcilla de Burgos.
Lo hemos cocinado de la forma mas típica y usual de prepararla, con tomate casero.
La verdad es que no esta nada mal...
Hay que probar de todo, cualquier cosa puede sorprendernos.


Vamos a necesitar:

- Una cebolla en cuartos.
- 4 dientes de ajo.
- 50 gr de aceite de oliva virgen, y un chorrito mas para freír el relleno.
- Una lata de tomate triturado de 800 gr.
- Una cucharadita de azúcar.
- Una cucharadita de sal.
- Una guindilla desmenuzada.
- Media cucharadita de perejil picado.
- Un relleno.

Preparación:

Lo primero es preparar el tomate frito.

Ponemos en el vaso la cebolla y dos dientes de ajo. Troceamos 7 sg a velocidad 5.



Añadimos 50 gr de aceite de oliva y sofreímos 7 min, temperatura varoma y velocidad 1.



Ponemos el tomate triturado, el azúcar, la sal, la guindilla y el perejil.



Programamos 30 min, 100º y velocidad 2. Reservamos.


Cogemos el relleno y le retiramos la piel.





Lo cortamos en rodajas de unos 2 cm de grosor.



En una sartén, de al menos 28 cm, ponemos un chorro de aceite de oliva y uno o dos ajos laminados.



Doramos los ajos.


Añadimos el relleno en rodajas y doramos por ambos lados.





Añadimos el tomate frito y cocinamos juntos unos minutos.



Retiramos a una fuente y espolvoreamos con perejil picado.


Servimos inmediatamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada