domingo, 26 de enero de 2014

QUESADA PASIEGA

Unos amigos han estado por Asturias unos días y nos han traído unas fabes estupendas.
Pero eso no es todo, también nos invitaron a comer una fabada hecha por ellos en su casa, y les salen buenas...buenísimas!.
Yo, como agradecido que soy, me ofrecí a hacer un postre acorde con tan contundente guiso.
Es cierto que la quesada pasiega es mas típica de Cantabria, pero también es cierto que es un postre que le va, y mucho, a la fabada asturiana.
La receta que tenemos hoy es la tradicional, hecha con queso fresco, no con nata ni leche...esas os la pondré otro día.
Con estas cantidades, un molde de Pyrex redondo de unos 28 cm, y, aproximadamente, 1'2 litros de capacidad, queda perfecta y salen, al menos 8-10 raciones.
Bueno, pues ya nos desabrochamos un botón con las fabes...jejeje!. Ahora otro para la quesada.
Os deseo un dulce Domingo.


Vamos a necesitar:

- La piel de un limón, solo la parte amarilla.
- 150 gr de azúcar.
- 500 gr de queso fresco.
- Un huevo.
- 75 gr de harina de repostería.
- 75 gr de mantequilla.
- Un pellizco de sal.
- Media cucharadita de canela en polvo.

Preparación:

Precalentamos el horno a 200º.

Ponemos en el vaso la piel de limón y el azúcar. Pulverizamos 30 sg a velocidad progresiva 5-10.



Añadimos el queso fresco, el huevo, la harina, la mantequilla, la sal y la canela.



Mezclamos 30 sg a velocidad 6.


Vertemos la mezcla en un molde de barro o de cristal, tipo pyrex, apto para el horno.



Horneamos 40 min a 200º. Comprobamos si esta hecho pinchándolo con una aguja en el centro.



Dejamos enfriar y servimos.


Un postre 10...para una comida también de 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada