martes, 7 de enero de 2014

CUAJADA CASERA DE LECHE DE OVEJA

He estado unos días en Navarra y, aparte de vino y queso  (que no falten), me he traído leche fresca de oveja y cuajo liquido.
Así que voy a hacer mis primeras cuajadas caseras de leche de oveja, que ya llevaban mucho tiempo pidiéndomelas.
En el norte es relativamente fácil encontrar la leche de oveja y el cuajo. Supongo que en el resto de España, en grandes superficies y tiendas especializadas también sera mas sencillo.
En cuanto al cuajo, me han dicho que lo venden en farmacias. Yo no lo comprobé.
Ahora deciros que la cuajada solo tiene un secreto en su elaboración, y este es la temperatura de la leche.
Ha de calentarse a una temperatura de entre 36 y 38ºC, es decir, templarla.
Recomiendan el uso de un termómetro, pero nosotros, con nuestra gran aliada...la Thermomix, podemos calentar la leche a 37º.
¿El resultado?, una cuajada sana, sabrosa, perfecta y muy fácil de hacer.


Vamos a necesitar:

- Un litro de leche de oveja.
- Cuajo liquido.
- Nueces (opcional).
- Miel (opcional).

Preparación:

Ponemos la leche en el vaso y programamos 5 min, 37º y velocidad 1.

 

Mientras la leche se templa, ponemos en cada recipiente individual 3 o 4 gotas de cuajo (18-20 gotas si lo hacemos en un sol recipiente.

 

 

Vertemos la leche en los recipientes y dejamos enfriar sin moverlos.

 

 

Reservamos en el frigorífico hasta la hora de tomarlas.


A mi me gusta ponerles unas nueces troceadas y una cucharadita de miel.



Que ricass!

1 comentario:

  1. Me encanta la cuajada, recuerdo que la primera vez que la hice me tiraba de los pelos por que no cuajaban hasta que descubri por que y lo solucione.

    ResponderEliminar