miércoles, 16 de septiembre de 2015

CROQUETAS DE COCIDO CON PUERRO

Normalmente, cuando hago croquetas, me sale una bandeja de entre 70 y 80 unidades...no me gusta hacerlas demasiado grandes.
Pero cuando vas a los bares y te ponen esos "croquetones", no me extraña que la gente los pida por unidades...jejeje!.
Hoy he decidido hacerlas así...grandotas...de pincho, y por eso apenas me han salido 30 unidades.
Pero lo que hace a estas croquetas diferentes es que la bechamel, en lugar de llevar cebolla, lleva puerro. Esto las hace mas, como diría yo...¿diferentes?...jejeje!.
La mezcla queda riquísima, muy sabrosas.
Dar las gracias a mi compañera MariJo de thermomix que fue la que me dijo que así quedaban muy buenas las croquetas, a mi jamas se me habría ocurrido.


Vamos a necesitar:

- 300 gr de carne de cocido picada.
- 50 gr de aceite de oliva virgen extra.
- 100 gr de mantequilla.
- 130 gr de puerros, solo la parte blanca.
- 170 gr de harina.
- 800 gr de leche entera.
- Un pellizco de nuez moscada molida.
- Un pellizco de pimienta molida.
- Media cucharadita de sal.
- 2 huevos.
- 200 gr de pan rallado.
- Aceite de oliva para freír.

Tiempo de preparación:

9 horas, incluyendo el reposo.

Preparación:

Ponemos en el vaso la mantequilla, los puerros cortados en rodajas y el aceite de oliva. Troceamos 2 sg a velocidad 5.



Sofreímos 5 min, 120º (temperatura varoma en Tm31) y velocidad 1.


Añadimos la harina y rehogamos 3 min, 120º y velocidad 2.



Agregamos la leche, la nuez moscada, la pimienta y la sal. Mezclamos 10 sg a velocidad 6.



Ponemos 2-3 cucharadas de la carne picada. Programamos 8 min, 120º y velocidad 4.



Añadimos el resto de la carne y mezclamos bien con la espátula. Sacamos a una fuente humedecida(así no se pega la masa) y dejamos reposar al menos 8 horas en el frigorífico.





Tomamos porciones del tamaño deseado y las pasamos por huevo batido y pan rallado, dándoles forma.





Podemos poner en una bandeja y congelarlas para tomarlas cuando mas apetezca. Mirad el tamaño de las piezas con respecto a mi puño....



...o freírlas en abundante aceite bien caliente hasta que estén doraditas.



Retiramos a un papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.


Servimos inmediatamente.


Un interior increíblemente cremoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada