viernes, 9 de diciembre de 2016

PANECILLOS DE TROMPETAS DE LOS MUERTOS

Deliciosos, crujientes y aromáticos...así son los panecillos que tenemos hoy.
Las setas son típicas de estos meses, y, previamente deshidratadas, podemos triturarlas para obtener una deliciosa harina que podemos usar en multitud de preparaciones.
Hace poco compre unas Trompetas de los Muertos deshidratadas y triture una parte para preparar esta receta.
A tener en cuenta en este tipo de preparaciones la necesidad de reducir al mínimo la sal que añadimos ya que las setas son de por si sabrosas...y deshidratadas mas aun, lo que hace este pan una receta perfecta para las personas hipertensas.
Y...¿con que lo comemos?...Pues con quesos, acompañando a guisos contundentes (la caza le va muy bien) o con embutidos.
Y solo también esta "de muerte", nunca mejor dicho...jejeje!.


Vamos a necesitar:

- 350 gr de harina de fuerza.
- 15 gr de levadura fresca prensada.
- 20 gr de aceite de oliva virgen.
- 170 gr de agua.
- 2 cucharadas soperas de harina de Trompetas de los Muertos.
- Una pizca de azúcar.
- Un poco de sal.

Tiempo de preparación:

2 horas y media, reposos incluidos.

Preparación:

Ponemos en el vaso el agua y programamos un minuto, 37º y velocidad 1.

Añadimos la levadura y diluimos 5 sg a velocidad 4.



Incorporamos la harina, el aceite de oliva, la sal, el azúcar y las dos cucharadas de harina de trompetas de los muertos. Mezclamos 10 sg a velocidad 5.



Amasamos 3 minutos y medio, sin cubilete, para airear la masa.


Formamos una bola y dejamos reposar en un cuenco amplio, engrasado con aceite de oliva, hasta que doble su tamaño, aproximadamente una hora.



Dividimos la masa en 6 porciones de aproximadamente 90-100 gr y les damos forma de bola.







Yo los marqué con un marcador de panecillos, pero se pueden dejar doblar sin marcar y hacerle unos cortes una vez doblado volumen, antes de introducir en el horno.
Dejamos reposar hasta que doblen volumen, entre 30 y 60 minutos, en un lugar libre de corrientes y cambios bruscos de temperatura.







Horneamos, con un poco de agua en la bandeja, o un cuenco con agua, durante unos 20-30 min, depende del tamaño de los panecillos y de lo hechos que nos gusten.



Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.


Servimos a conveniencia.


Deliciosos, crujientes y aromáticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada