miércoles, 23 de diciembre de 2015

PAN DE CADIZ

Dulces de Navidad, es lo que toca en esta época...¿no?.
Desde que cree este blog, he preparado mazapanes todos los años, pero nunca me había atrevido con el mazapán relleno.
El pan de Cádiz puede parecer difícil de preparar en principio, pero es muy muy sencillo de hacer...y en muy poco tiempo lo tendréis listo.
En cuanto al relleno, podéis ponerle lo que mas os guste (el membrillo es lo mas fácil de encontrar), yo le puse dulce de calabaza por que tenia preparado casero en casa.
Si no os gusta la fruta escarchada, podéis poner dos capas de membrillo y una de cabello de ángel...o las tres de membrillo. A fin de cuentas, lo bueno que tiene prepararnos nuestro pan de Cádiz es que podemos hacerlo a nuestro gusto.


Vamos a necesitar:

- 300 gr de almendra molida.
- 300 gr de azúcar.
- 2 huevos.
- Dulce de calabaza, de batata, membrillo...
- Fruta escarchada.
- Cabello de ángel.

Tiempo de preparación:

40 minutos.

Preparación:

Ponemos en el vaso el azúcar y pulverizamos 20 sg a velocidad 10. Removemos un poco y dejamos enfriar unos minutos antes de seguir.



Añadimos la almendra molida y mezclamos 15 sg a velocidad 6.



Separamos las claras de las yemas, las yemas las reservamos.


Agregamos las claras al vaso y mezclamos 20 sg a velocidad 6.



Ponemos el horno a precalentar a 200º.

Ponemos el mazapán en un cuenco y preparamos el relleno.



Tomamos una porción de mazapán y la estiramos hasta dejar de un grosor de unos 8 mm.



Cortamos 3 rectángulos de 15x7 cm (yo recorte un trozo de cartón de esas medidas, lo forre con papel de aluminio y lo use como plantilla).



Ponemos un papel de hornear sobre la bandeja del horno y colocamos uno de los cuadrados sobre ella. Cortamos el dulce de calabaza, el membrillo... en laminas de un centímetro y cubrimos con el la superficie del cuadrado.





Ponemos encima otro rectángulo de mazapán y ponemos laminas de fruta confitada.





Colocamos encima el tercer rectángulo de mazapán y cubrimos con cabello de ángel.





Estiramos el resto del mazapán hasta formar una lamina grande de 20x30cm. Colocamos con cuidado sobre el mazapán relleno y presionamos un poco a la base para sellarlo y darle forma.





Con ayuda de un cuchillo, recortamos el mazapán sobrante.



Marcamos con ayuda de una brocheta.





Pintamos con las yemas reservadas batidas la superficie.



Metemos en el horno a 200º durante 10 minutos, hasta que este dorado.


Dejamos enfriar, mejor dejar reposar de un día para otro.


Cortamos en rebanadas de uno o dos centímetros y servimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada