viernes, 20 de marzo de 2015

PAN DE CHAPATA

Ya esta aquí la receta de las chapatas...se han hecho esperar un poco pero no quería ponerlas así como así...quería daros un "paso a paso" lo suficientemente claro e instructivo para que os fuera sencillo de realizar.
Con esta receta, sin usar nuestro thermomix hoy, podemos ver que se puede hacer un pan estupendo sin amasado, solo usando la técnica del plegado.
Esta técnica da tensión y forma a nuestro pan sin amasar y, por tanto, hace mas sencillo para todos nosotros el proceso de elaboración del pan.
Por si a alguien le interesa...jejejeje!...las chapatas han quedado perfectas. Crujientes y con un alveolado (burbujas) impresionante.
Yo las voy a repetir...eso seguro!.


Vamos a necesitar:

- 500 gr de harina de fuerza.
- 415 gr de agua fría (del frigorífico).
- 10 gr de levadura fresca de panadería.
- 10 gr de sal.

Tiempo de preparación:

Unos dos días, pero es muy sencillo respetando los pasos.

Preparación:

Ponemos en un bol grande el agua fría y disolvemos en ella la levadura.



Añadimos la harina y la sal y mezclamos bien hasta que todo quede bien ligado, sin grumos.





Dejamos tapado con film transparente, o gorro de ducha durante un día entero en el frigorífico.



Al día siguiente...
Nos untamos las manos con aceite y hacemos el plegado, tirando suavemente de la masa y juntando hacia el centro. Hacemos esto en los cuatro lados de la masa.





Volvemos a tapar y dejamos reposar otro día entero en el frigorífico. Le saldrán unas burbujas que son indicador de una buena fermentación.



Untamos una bandeja con aceite de oliva.



Con cuidado, para no desgasificar mucho la masa, y con ayuda de una rasqueta de plástico humedecida en agua o aceite, volcaremos la masa sobre la bandeja.



Plegamos la masa como el día anterior y dejamos reposar 30 min tapada con film transparente untado en aceite. Repetimos este proceso dos veces mas. En total el reposo de la masa sera de unas dos horas.







Enharinamos la superficie de trabajo y volcamos la masa dándole la vuelta a la bandeja y dejándola caer con cuidado. Enharinamos un poco la superficie para que se nos pegue menos y nuestro pan tenga luego mejor aspecto.
Precalentamos el horno a máxima potencia (unos 250º).





Cortamos con cortes rápidos y limpios y separamos inmediatamente. Hacemos 2 piezas de unos 400-500 gr.





Ponemos en la bandeja aceitada o con papel de hornear.


Horneamos, con vapor (podéis generarlo pulverizando agua sobre las paredes del horno en el momento de meter el pan).
Justo en el momento que metemos el pan, bajamos el horno a 200º. Horneamos durante unos 30 minutos, hasta que este dorado.
Ahora apagaremos el horno y dejaremos el pan dentro durante una hora mas. Ponemos un trapo para que la puerta quede ligeramente abierta.



Dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla.



Listo para comer.


Espero que os haya quedado clara la elaboración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada