lunes, 18 de enero de 2016

CROQUETAS DE CHORIZO Y QUESO

Hoy mataremos dos pájaros de un tiro. Prepararemos unas croquetas que podemos tener siempre listas para freír, congeladas, y usare unos restos de chorizo y queso que tenia en el frigorífico.
Así que vamos a preparar unas deliciosas croquetas de chorizo y queso muy rápidas de preparar.
Yo, como os digo, siempre tengo croquetas caseras en el congelador preparadas para cuando la ocasión lo requiera.


Vamos a necesitar:

- 100 gr de chorizo.
- 100 gr de queso semicurado.
- 50 gr de aceite de oliva virgen.
- 100 gr de mantequilla.
- 30 gr de cebolla.
- 170 gr de harina de repostería.
- 800 gr de leche entera.
- Un pellizco de nuez moscada molida.
- Pimienta.
- Sal, solo si la necesita.
- Pan rallado y huevo batido para rebozar.
- Aceite de oliva, para freír.

Tiempo de preparación:

15 min, mas 8 horas de reposo de la masa. Unas 9 horas en total.

Preparación:

Ponemos en el vaso el chorizo en trozos, lonchas, etc... Picamos 5 sg a velocidad 10. Sacamos y reservamos.



Sin limpiar el vaso, ponemos el queso en trozos y picamos 5 sg a velocidad 7. Sacamos y reservamos en un recipiente distinto al del chorizo.



Introducimos en el vaso el aceite de oliva, la mantequilla y la cebolla. Programamos 3 min, 120º (temperatura varoma en Tm31) y velocidad 4.



Añadimos la harina y programamos 3 min, 100º y velocidad 2.



Agregamos la leche, la nuez moscada y la pimienta (creo que entre el queso y el chorizo tienen bastante sal). Mezclamos 10 sg a velocidad 6.



Añadimos el chorizo reservado y programamos 7 min, temperatura varoma y velocidad 4.



Ponemos el queso picado en el vaso y removemos con una espátula, mezclándolo todo.



Vertemos la bechamel en una manga pastelera (croquetera) o en una bandeja humedecida. Dejamos enfriar la masa un mínimo de 8 horas.


Formamos las croquetas y las pasamos por huevo batido y pan rallado.







Freímos en abundante aceite caliente. Sacamos y ponemos sobre un papel absorvente para eliminar el exceso de aceite.



Servimos calientes.


Una vez formadas, si no las vamos a consumir todas (salen unas 40), podemos congelarlas y comerlas cuando queramos friéndolas directamente desde el congelador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada