lunes, 21 de marzo de 2016

POTAJE DE VIGILIA

En esta época del año son muy típicos los platos de bacalao.
Este potaje se llama "de vigilia" por una cuestión religiosa. pero, para los que no somos tan creyentes, es un plato caliente de legumbres con verduras y bacalao que "quita e sentio".
Ya seamos mas religiosos o amantes de las tradiciones de nuestros padres y abuelos...no podemos decir que no a un buen plato de este guiso.


Vamos a necesitar:

- 200 gr de cebolla.
- 2 dientes de ajo.
- 100 gr de aceite de oliva virgen.
- Una cucharadita de pimentón dulce.
- 400 gr de garbanzos cocidos, lavados y escurridos.
- 700 gr de agua.
- 250 gr de espinacas congeladas, previamente descongeladas y escurridas.
- Una hoja de laurel.
- 250 gr de bacalao desmigado desalado (yo compro las migas de bacalao al punto de sal).
- 2 huevos duros.

Tiempo de preparación:

30 min.

Preparación:

Ponemos en el vaso la cebolla en cuartos, los ajos y el aceite de oliva. Picamos 5 sg a velocidad 4.



Programamos 5 min, 120º (temperatura varoma en Tm5) y velocidad cuchara.


Agregamos el pimentón, 4 cucharadas de garbanzos cocidos y 2 cucharadas de agua. Trituramos 15 sg a velocidad 6.


Añadimos el resto del agua, las espinacas y la hoja de laurel. Programamos 12 min, 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara.



Ponemos los garbanzos restantes y las migas de bacalao. Programamos 10 min, 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara.



Ponemos en una olla y dejamos reposar unos minutos.


Servimos inmediatamente, adornando con el huevo cocido en rodajas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada