sábado, 22 de marzo de 2014

BROCHETA CRUJIENTE DE GAMBON CON SALSA DE MANGO

Traemos al blog hoy un plato realmente espectacular.
Puede ser un entrante perfecto en una cena de tapeo ( yo lo tome con un paté de quesos y unos mejillones en vinagreta).
Pero lo que es seguro es que vais a sorprender con el.
Las cortezas deshidratadas son un poco difíciles de conseguir, pero el contraste de sabores del resultado merece la pena.
Si os llegara a sobrar salsa, guardadla (un máximo de dos días en el frigorífico) y podéis usarla como aliño para una ensalada, queda muy buena.


Vamos a necesitar:

- 75 gr de cortezas de cerdo deshidratadas.
- 12 gambones crudos pelados.
- Una clara de huevo batido.
- Aceite pera freír.
- Unos palitos de brocheta.
- Un mango maduro, pelado y sin hueso.
- Un yogurt griego.
-2 cucharadas de vinagre.
- 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
- Una cucharadita de sal.
- Un poco de pimienta negra recién molida.

Preparación:

Ponemos en el vaso las cortezas de cerdo y pulverizamos 15 sg a velocidad 10. Sacamos, reservamos y aclaramos el vaso.

 

Tomamos los gambones y los vamos ensartando en las brochetas.

 

Los pasamos por la clara de huevo batida y por la corteza de cerdo molida. Reservamos.

 

 

Ponemos en el vaso el mango, el yogurt, el vinagre, el aceite, la sal y la pimienta.

 

Programamos 30 sg a velocidad progresiva 5-10. Ponemos en un cuenco o salsera.


Freímos las brochetas en abundante aceite caliente, sujetando la brocheta por la punta (podemos usar un guante o un trapo para que no nos salpique el aceite) hasta que estén bien doradas.

 

Ponemos unos segundos sobre un papel absorvente para eliminar e exceso de aceite.

 

Servimos con la salsa de mango como acompañamiento.


Ya solo queda untar y comer...jejeje!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada