domingo, 27 de noviembre de 2016

SCONES DE NATA

Esta es la ultima receta dulce, de las "normales", de este año...en breve empezamos con los dulces de Navidad...jejeje!.
Pero hoy he querido traeros un bollito típico de Gran Bretaña...los Scones.
Hay miles de recetas de Scones, yo hoy me decanté por los de nata, menos calóricos que los de mantequilla.
Son muy sencillos de preparar y se conservan muy bien, en una bolsa de plástico bien cerrada hasta 5 días.
¿Cuando los tomamos?...en el desayuno, la merienda, etc...los ingleses los toman hasta para cenar.
El acompañamiento mas normal de los Scones es la mermelada, la mantequilla o la nata montada.
La forma de consumirlos...los abrimos con las manos, les ponemos lo que queremos y los comemos.
Aunque no son muy dulces por si mismos....un dulce Domingo para tod@s!.


Vamos a necesitar:

- 215 gr de harina normal.
- Un sobre de levadura química, tipo Royal.
- Un pellizco de sal.
- 200 gr de nata liquida, 35% de materia grasa.
- 20 gr de mantequilla fundida.

Tiempo de preparación:

25 min.

Preparación:

Ponemos el horno a precalentar a 250º, o, si no llega a 250º, la máxima que nos de el horno.

Introducimos en el vaso la harina, la levadura, la sal y la nata. Mezclamos 10 sg a velocidad 6.



Ponemos la masa en una superficie espolvoreada con harina y aplastamos un poco con las manos, sin manipularla demasiado.


Con ayuda de un rodillo, estiramos a un grosor de 2-2.5 cm.



 Con un cortapastas redondo de 5-6 cm (vale el cubilete para los que tengáis el Tm31) cortamos círculos presionando, sin girar el cortapastas.





Colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y pincelamos con la mantequilla fundida.

 



Horneamos 10-12 minutos a 250º.


Sacamos a una rejilla y dejamos templar.


Servimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada