martes, 4 de octubre de 2016

CROQUETAS DE SURIMI

Croquetas, siempre listas para tomar de aperitivo, primer plato o cena...
Yo cuando las preparo, hago muchas y las congelo, así siempre tengo una opción cuando tengo prisa y no me apetece cocinar.
Hoy usamos palitos de cangrejo que, tenéis que saber, no dan mucho sabor a nuestras croquetas, pero el sofrito de puerros y cebollas y la cremosidad que logramos en nuestra masa gracias al thermomix hacen que este plato merezca una oportunidad.


Vamos a necesitar:

- 300 gr de surimi (palitos de cangrejo).
- 100 gr de puerro, solo la parte blanca.
- 100 gr de cebolla.
- 30 gr de aceite de oliva.
- 150 gr de mantequilla.
- 150 gr d harina.
- Un litro de leche.
- Una pastilla de caldo de pescado o una cucharadita de sal.
- Un poco de nuez moscada y un par de pellizcos de pimienta recién molida.
- 2-3 huevos.
- Pan rallado.
- Aceite para freír.

Tiempo de preparación:

30 minutos de preparación, unas horas de enfriado, 10 min de montaje y 2 minutos mas para freírlas.

Preparación:

Ponemos los palitos de cangrejo en el vaso y picamos 15 sg a velocidad 5. Sacamos y reservamos.



Sin limpiar el vaso, introducimos la cebolla troceada, el puerro en rodajas y el aceite de oliva. Picamos 5 sg a velocidad 4.



Sofreímos 7 min, 120º (varoma en Tm31) y velocidad 1.


Añadimos 2 cucharadas del surimi reservado. Rehogamos 3 min, 120º (varoma en Tm31) y velocidad 2.



Agregamos la mantequilla en trozos y rehogamos 3 min mas a 120º (varoma en Tm31) y velocidad 4.



Añadimos la harina y rehogamos 3 min, 100º y velocidad 3.



Agregamos la leche, la pastilla de caldo o cucharadita de sal, la nuez moscada y la pimienta molida. Mezclamos 10 sg a velocidad 7.



Programamos 10 min, 100º y velocidad 4.


Añadimos el surimi reservado y mezclamos con ayuda de una espátula.



Vertemos la mezcla en una fuente humedecida y tapamos con film transparente. Dejamos enfriar fuera y luego reservamos unas horas en el frigorífico.



Tomamos porciones de masa y pasamos por huevo batido y pan rallado...dándoles forma.





Ponemos en una bandeja grande hasta tenerlas todas hechas. En este momento podemos congelarlas y tenerlas siempre listas para tomar cuando queramos.



Freímos las croquetas en abundante aceite caliente. Sacamos y dejamos escurrir sobre papel de cocina para eliminar el aceite sobrante.



Servimos calentitas.


Disfrutamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada