viernes, 7 de agosto de 2015

PAN DE CAMPO

Vaya pan que me he encontrado buscando por ahí.
Es de un libro que esta descatalogado desde hace algunos años, pero me pareció muy muy sorprendente y atractivo a simple vista.
Lo que no me esperaba es que estuviera tan bueno, y que durara tantos días fresco y jugoso.
Se que es agosto, y que no apetece poner el horno con el calor que hace, pero podemos hacerlo por la mañana pronto, cuando hace mas fresco.
De todas formas, a los que nos gusta el buen pan casero, no nos molesta tanto pasar un ratito de "infierno" en la cocina si obtenemos unos resultados tan espectaculares.
Además, en verano, los tiempos de fermentación son mas cortos debido al calor...no todo iba a ser malo, ¿no?...jejeje!.


Vamos a necesitar:

- 700 gr de harina de fuerza.
- 20 gr de sal.
- 25 gr de mantequilla.
- 25 gr de levadura fresca (un cubito).
- 400 gr de agua.
- Un huevo.

Tiempo de reparación:

Unas 3 horas.

Preparación:

Ponemos en el vaso la harina y la sal. Tamizamos 10 sg a velocidad 5.


Añadimos la mantequilla y mezclamos 10 sg a velocidad 5. Agregamos la levadura y la cucharadita de azúcar. Mezclamos 10 sg a velocidad 5



.

Incorporamos el agua y mezclamos 15 sg a velocidad 5. A continuación amasamos 3 min en función amasar (vaso cerrado, velocidad espiga en Tm31).





Sacamos a un cuenco aceitado y dejamos doblar (dependiendo del calor, entre 45 min y dos horas), tapado con film transparente.



Ponemos la masa en la superficie de trabajo ligeramente enharinada. Cortamos un trozo de masa equivalente a 1/3 del total.



Ponemos el horno a precalentar a 240º...o lo que nos de el horno.

Boleamos y dejamos reposar hasta que doblen su tamaño tapados con un paño de algodón o de lino.





Aplastamos con firmeza, pero sin romperlo el trozo mas grande. Sobre el colocaremos el trozo mas pequeño, también previamente aplastado.





Con una cuchara de madera embadurnada de harina, hacemos un agujero en el pequeño que atraviese también el grande para unirlos bien, pero sin romper la masa.





Con cuidado, introducimos los dedos y agrandamos el agujero. Dejamos reposar 10 min.



Pintamos la superficie del pan con huevo batido y espolvoreamos con un poco de harina.



Hacemos cortes en la superficie de las dos partes con un cuchillo afilado o una cuchilla de panadero.



Introducimos en el horno a 240º durante 5 min, después horneamos 30 min mas a 220º.



Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.


Probadlo...no os arrepentiréis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada