viernes, 10 de julio de 2015

PAN DE PIZZA

El pan de hoy, mas que un acompañamiento, es un plato en si mismo.
Ahora, en la piscina y la playa es muy difícil que los niños se coman el bocadillo si estar en movimiento, pero...¿y si se lo damos todo junto en el pan?...es mas fácil...¿verdad?.
A todos nos encanta la pizza y este pan es como comerte una, pero de la manera mas sencilla.
Yo lo llevé a una comida en la que no había niños y lo tomamos con el aperitivo. No os imagináis lo buena que esta una rebanada de este pan acompañado de una cerveza fresquita.
Al ser un pan grande (1300 gr aproximadamente), os puede sobrar. No pasa nada, lo congelamos y lo tomamos otro día con el mismo sabor estupendo...y nos ahorramos poner el horno...que hace mucho calor...jejeje!


Vamos a necesitar:

- 30 gr de queso parmesano.
- 30 gr de queso enmental (yo use mezcla de quesos para pizza).
- 100 gr de tomates secos.
- 150 gr de aceitunas negras sin hueso.
- 370 gr de agua.
- 30 gr de azúcar.
- 25 gr de levadura fresca de panadería (un cubito).
- 600 gr de harina de fuerza, y un poco mas para trabajar la masa.
- Una cucharadita de sal.
- Una cucharadita de orégano seco.

Tiempo de preparación:

Unas 2 horas.

Preparación:

Ponemos los tomates a hidratar en un bol con agua caliente.


Introducimos en el vaso los quesos y rallamos 10 sg a velocidad 10. Sacamos a un bol y reservamos.



Ponemos en el vaso las aceitunas y troceamos 2 sg a velocidad 5. Sacamos y reservamos.



Sin lavar el vaso, introducimos el agua, el azúcar y la levadura. Programamos 2 min, 37º y velocidad 2.



Añadimos los 600 gr de harina y la sal. amasamos 1 min, vaso cerrado y velocidad espiga (función amasar en TM5).



Dejamos reposar hasta que la masa doble su volumen (a mi me tardó unos 30 min).


Escurrimos bien el tomate hidratado y lo troceamos en taquitos.

Bajamos la masa con la espátula y añadimos las aceituna y los tomates troceados. Amasamos un minuto mas.


Sacamos la masa a una superficie enharinada y, con nuestras manos bien embadurnadas de harina, amasamos un poco y dejamos reposar, tapado con un paño, durante 10 minutos.





Estiramos la masa hasta formar un rectángulo de aproximadamente 30x40 cm.



Espolvoreamos el queso reservado y el orégano por toda la superficie.


Doblamos el pan llevando la masa de los lados mas grandes hacia el centro.



Volvemos a doblar la masa sobre si misma y sellamos la unión pellizcándola.





Colocamos el pan, con la unión hacia abajo, sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Dejamos reposar, tapado con un paño, durante unos 30 minutos. En este tiempo, pondremos el horno a precalentar a 250º (si el horno solo llega a 230-200º, pues a la máxima temperatura).



Horneamos a 250º durante 25-30 min (yo, pasados los primeros 10 min, lo bajo a 200º el resto del tiempo).



Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.


Cortamos en rebanadas y servimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada