viernes, 3 de julio de 2015

CALZONE DE ATUN

Hoy tenemos una forma diferente de tomar la pizza...un calzone!.
Básicamente seria como una pizza cerrada sobre si misma, con el relleno dentro...como una empanadilla gigante.
Con estos ingredientes salen dos calzone, así que podéis hacer los dos o, congelar la mitad de la masa y usarla otro día, usando en este caso la mitad de los ingredientes del relleno.
Otra opción es, una vez preparado el segundo calzone, si no lo vais a comer, congelarlo ya preparado y comerlo otro dia...ahorrándoos el rato de elaboración.
Espero que os guste.


Vamos a necesitar:

- 200 gr de agua.
- 50 gr de aceite de oliva.
- 25 gr de levadura fresca de panadería (un cubito).
- 400 gr de harina de fuerza.
- Una cucharadita de sal.
- 200 gr de tomate frito.
- 4 latas de atún en aceite.
- 8-12 anchoas.
- 200 gr de queso rallado.
- Orégano.

Tiempo de preparación:

Una hora y 15 minutos.

Preparación:

Ponemos en el vaso el agua y el aceite de oliva. Mezclamos un minuto, 37º y velocidad 2.



Agregamos la levadura y mezclamos 5 sg a velocidad 4.




Añadimos la harina de fuerza y la sal. Programamos un minuto en función amasar (vaso cerrado y velocidad espiga en  TM31).



Sacar del vaso y dejar reposar en un bol aceitado, tapado con film transparente, un mínimo de 30 minutos.



Ponemos a precalentar el horno a 200º mientras la masa fermenta.

Dividimos en dos mitades y damos forma de bola.



Estiramos con las manos, o con la ayuda de un rodillo hasta formar un circulo de unos 30-35 cm de diámetro.





Pintamos la mitad del circulo, dejando un pequeño borde de un par de centímetros, con la mitad del tomate frito.


Ponemos sobre el tomate la mitad del queso rallado y el contenido de dos latas de atún bien escurridas.



Colocamos encima las anchoas (yo puse 5 por cada calzone) y espolvoreamos con orégano al gusto.


Cerramos la masa sobre si misma, como si fuera una empanadilla gigante, y sellamos bien para que al hornear no se nos salga el relleno.





Pinchamos la superficie con un tenedor y, opcionalmente, podemos pintar con huevo batido (yo no lo hice).




Horneamos, en horno precalentado a 200º, durante unos 30 min.


Mientras tanto, repetimos la operación con el resto de la masa y el resto del relleno.


Dejamos enfriar unos minutos antes de cortar.


Servimos aun caliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada