jueves, 2 de febrero de 2017

BRUSCHETTA DE QUESO Y SALAMI

Ya estamos en Febrero y, para celebrarlo, vamos a darle un respiro a la dieta.
Hoy tenemos una alternativa a las típicas pizzas. Y es que las rebanadas de bruschetta son muy versátiles en la cocina...frías o calientes...dulces o saladas.
Como las rebanadas que use son casi del tamaño de una pizza mediata, con dos de ellas para 4 personas tendremos suficiente (y completamos con una ensalada).
Si usáis rebanadas mas pequeñas, valen incluso las rebanadas de pan de molde, podéis distribuir el queso y el salami por ellas.


Vamos a necesitar:

- 2 rebanadas de pan de bruschetta o dos rebanadas de hogaza de pan grandes.
- 150 gr de queso cheddar.
- 50 gr de parmesano en dados.
- 100 gr de salami.
- Salsa de tomate o barbacoa al gusto.
- Un chorrito de aceite de oliva virgen.
- Mezcla de hierbas provenzales secas o orégano.

Tiempo de preparación:

20-25 min.

Preparación:

Precalentamos el horno a 200-210º.

Ponemos en el vaso el cheddar y el parmesano en dados y el salami. Picamos 10 sg a velocidad 7. Sacamos y reservamos.



Ponemos en una bandea de horno dos rebanadas grandes de bruschetta o de pan de hogaza. Ponemos salsa barbacoa o salsa de tomate al gusto en su superficie.



Distribuimos la mezcla de queso y salami en las dos rebanadas.



Regar con un hilito de aceite de oliva las rebanadas y espolvorear al gusto con el orégano o las hierbas provenzales.



Horneamos a 210º durante unos 15-20 min, o hasta que se haya dorado.



Sacamos y dejamos enfriar unos minutos, sobre una rejilla.


Servimos inmediatamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada